Insolvencia fraudulenta: prescripción de la acción penal

Importancia de determinar el momento de consumación del delito de insolvencia fraudulenta

Resulta de importancia determinar cuando se consuma el delito de insolvencia fraudulenta, ya que es a partir de entonces cuando comienza a correr el plazo de prescripción de la acción penal, esto es la posibilidad de investigar y sancionar penalmente la conducta ilegal de quien frustra el cumplimiento de una obligación legal.

El delito de insolvencia fraudulenta

El código penal (art. 179, segundo párrafo) establece que …

Será reprimido con prisión de seis meses a tres años, el que durante el curso de un proceso o después de una sentencia condenatoria, maliciosamente destruyere, inutilizare, dañare, ocultare o hiciere desaparecer bienes de su patrimonio o fraudulentamente disminuyere su valor, y de esta manera frustrare, en todo o en parte, el cumplimiento de las correspondientes obligaciones civiles.

Consumación y prescripción del delito de insolvencia fraudulenta

La cuestión es determinar si el delito de insolvencia fraudulenta se consuma cuando se realiza el acto de disposición de bienes, es decir, cuando se realizan los medios comisivos del delito (destruir, inutilizar, dañar, ocultar, hacer desaparecer o fraudulentamente disminuir su valor); o bien, cuando efectivamente se produce, en todo o en parte, la frustración del cumplimiento de la obligación civil.

Al respecto, la Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal en autos “R., A. s/prescripción”, (causa nº 37.504) rto. el 1/09/2009, estableció que el plazo de la prescripción de la acción penal comienza a computarse a partir del día que adquiere firmeza la sentencia -civil, comercial, laboral- que condena al pago de la deuda reclamada.

Para avalar esta decisión, los jueces citaron la siguiente doctrina:

“El tipo penal del artículo 179, segundo párrafo del Código Penal, se perfecciona con la sentencia condenatoria ya que esta opera como un presupuesto lógico para la condena penal del que se insolventó en fraude a su acreedor ya fuere durante el curso del proceso o luego de la sentencia condenatoria habida cuenta que si no hubiere sentencia firme en el fuero civil nos encontraríamos con el absurdo que el presunto deudor es condenado por insolventarse para eludir el cumplimiento de algo que no tiene que cumplir (Guillermo Rafael Navarro, “Insolvencia Fraudulenta en el Código Penal y en la ley n° 13.944″, pág. 89, Ediciones Jurídicas Cuyo, 2004).

Dolo

Para que la conducta ilícita sea punible, es decir, sea pasible de ser sancionada penalmente, requiere que el desapoderamiento haya sido realizado con la intención de frustrar el derecho del acreedor a cobrar su crédito.

Ejemplos prácticos

Incurrirá en insolvencia fraudulenta el garante de un contrato de locación, que siendo demandado por el cobro de los alquileres adeudados, intencionalmente venda sus propiedades para que, llegado el momento de ser condenado civilmente, no tenga patrimonio alguno con que afrontar el pago de su deuda.

Igual será el caso de un empleador que, enfrentando un juicio laboral, vendiese intencionalmente su patrimonio para frustrar el derecho laboral reconocido por sentencia judicial.

Artículos relacionados:

  • No existen artículos relacionados