Acoso laboral en el trabajo (mobbing)

El acoso moral laboral –mobbing– es definido en la doctrina médica, sociológica y jurídica como una situación creada por una persona o grupo de personas, quienes ejercen una violencia psicológica extrema, de forma sistemática, durante un tiempo prolongado y sobre una persona en particular.

Este implica el maltrato persistente, deliberado y sistemático de uno o varios miembros de una organización hacia un individuo con el objetivo de aniquilarlo psicológica y socialmente con el fin de que abandone la organización. Seguí leyendo “Acoso laboral en el trabajo (mobbing)”

Discriminación laboral: despido por ser portador de HIV

Recientemente la Justicia del Trabajo condenó a una empresa a pagar a un trabajador una indemnización por daño moral y psicológico, fundado en la ley 23.592, por considerar que su despido había sido consecuencia de un acto de discriminación, por ser portador del virus de inmunodeficiencia humana (HIV).

Para dar por acreditada tal circunstancia, el Tribunal aplicó el “Principio de la Carga Dinámica de la Prueba”, que permite -de modo excepcional-, invertir la carga que recae sobre quien afirma un hecho (en el caso en cuestión, se sostuvo que la empresa demandada no desacreditó los hechos expresados por el trabajador). Este principio se aplica cuando existen indicios o presunciones que llevan a la Justicia a entender que la contraparte (léase demandada) es quien está en mejores condiciones profesionales, técnicas o fácticas para acreditar lo ocurrido (conf. Sala VII, en “Barbe José María c/ Metrovías SA”, sent. 36.961 del 17-09-03; “Rybar, Héctor Hugo c/ Banco de la Nación Argentina”, sent. 40.175 del 08-06-07).- Dicho de otro modo, la Justicia interpretó que, mediando indicios que permitían suponer la existencia de un acto de discriminación, era carga de la empresa demostrar que el despido se produjo por un motivo distinto, no relacionado con la enfermedad del trabajador.

Seguí leyendo “Discriminación laboral: despido por ser portador de HIV”

Acoso laboral de un Telemarketer

Condenan otro caso de mobbing

Ante un reclamo por acoso laboral (mobbing), por parte de un trabajador que prestaba servicios de telemarketer, la Cámara Nacional del Trabajo condenó a las empresas F.S.T. SA y a MOTOROLA DE ARGENTINA S.A. al pago de una indemnización, por tener por probado tratos abusivos y discriminatorios. Estos consistían en una persecución permanente, acoso mediante el cambio constante de horarios; extensión del horario de trabajo, inexistencia de descansos entre llamada y llamada, etc.

Mediante testigos se acreditó en la causa la presión con la que debían trabajar, presiones en el sistema de licencias por examen o por enfermedad. Por ejemplo tenían sólo 2 minutos para ir al baño pero con autorización del supervisor, que controlaba cuanto tardaban. Asimismo, los baños casi siempre tapados, inundados. No tenían computadora fija asignada; compartían auriculares, micrófonos, no tenían descanso entre llamada y llamada, etc.

De esta forma la justicia admitió una reparación no tarifada, eno prevista en la ley de contrato de trabajo (LCT)

SD 41399 CAUSA 10.410/2006 – ‘Cubo, Julieta Mariana y otro c/ FST S.A. y otros s/ despido’ – CNTRAB – SALA VII – 28/11/2008

Daño moral en el derecho laboral

La jurisprudencia laboral, en materia de reparación del daño moral, ha reconocido la existencia de dos enfoques: el contractual y el extracontractual.

Si se trata del contractual, es preciso señalar que en el ámbito del contrato de trabajo todo daño moral se encuentra normalmente incluido en el concepto de injuria laboral y da derecho a una indemnización tarifada siempre que sea invocado oportunamente en los términos del art. 242 de la L.C.T.

Ahora bien, desde el punto de vista extracontractual, el daño moral procedería en los casos en que el hecho que lo determina fuese producido por una actitud dolosa del empleador. En tal sentido, la indemnización civil sólo procede en aquellos casos excepcionales en que el despido vaya acompañado de una conducta adicional que resulte civilmente resarcible aun en ausencia de un vínculo contractual.