Trabajar desde casa – Consideraciones a tener presente

Trabajar desde su casa – Relación laboral o negocio independiente

La expresión “trabajar desde su casa” puede entenderse de dos formas:

  1. Como un trabajador que presta servicio para un empleador, realizando sus tareas en su propio domicilio; es decir una típica relación de dependencia laboral, o
  2. Como quien desarrolla una actividad económica independiente y desde su casa, por no contar -o no necesitar- con un local u oficina donde realizar sus labores. Respecto de esta última acepción es que nos referiremos en este artículo.

Venta directa o negocio multinivel

Los ofrecimientos de trabajar desde su propia casa, que habitualmente se hacen públicamente, se refieren al desarrollo de un negocio multinivel o venta directa, también conocido como network marketing (MLM Multilevel Marketing), que consiste en ir directamente a los consumidores para ofrecerles y venderles algún tipo de producto y/o servicio; ya sea de forma personal o mediante el uso de medios electrónicos como el internet. A estas personas suele llamárselas distribuidores independientes.

Otra de las actividades que desarrollan los distribuidores independientes es la creación de redes de trabajo. Esto consiste en invitar a otras personas para que también participen como distribuidores independientes en la empresa de multinivel. Si estas aceptan la propuesta, pasan a formar parte de su red de trabajo (permitiéndole generar ingresos adicionales).

Exito del sistema de comercialización

Las empresas multinivel, a través de sus distribuidores independientes, sostienen que este sistema de comercialización ha demostrado ser muy exitoso y efectivo para distribuir productos y servicios directamente a los consumidores, además de brindar nuevas oportunidades de trabajo a distintos segmentos sociales, culturales y económicos. Esta afirmación es una verdad a medias, según analizamos abajo.

Características básicas que se ofrecen en los negocios multinivel

No se ofrece un empleo. El distribuidor independiente no recibe órdenes y no está obligado a cumplir horarios de trabajo, ni a responder ante un “jefe”.

No  tiene un sueldo fijo o variable. Sus ingresos económicos dependen exclusivamente del tiempo y esfuerzo que dedique para desarrollar el negocio. Por lo tanto no existe un “piso” o un “techo” de ingresos.

Requiere hacer una mínima inversión para comenzar. Los planes de comercialización suelen permitir ingresar al negocio con poco dinero, no obstante ello, se explicarán las opciones de realizar mayores inversiones con la finalidad de obtener mejores beneficios y -teóricamente- alcanzar mayores ganancias.

No se requiere una infraestructura especial, de allí que puede trabajarse desde la propia vivienda del distribuidor.  Tampoco necesita empleados.

El distribuidor independiente recibe capacitación y orientación de acuerdo al nivel de desarrollo de su negocio o a la inversión realizada.

Formas de obtener ingresos

En un negocio del tipo multinivel, se pueden llegar a percibir ingresos de dos maneras:

  • De las ventas directas, esto es llevando el producto o servicio a sus clientes.
  • De las ventas de los distribuidores que forman parte de la red o línea descendente. Esta ganancia variará de acuerdo al plan de marketing de cada empresa multinivel.
  • Pueden haber otros beneficios tales como bonos adicionales, vacaciones, premios, etc., que dependerá del plan de comercialización de cada empresa.

Riesgo oculto

Como en toda propuesta económica se suelen omitir o minimizar los aspectos que pueden dificultar el desarrollo de este tipo de negocios, y por el contrario, se destacan sus virtudes. Por ejemplo, los productos o servicios a comercializar suelen ser de excelente calidad y de alto valor. Por lo general se explica que las personas tendrán una experiencia tan positiva que no solo esa persona se constituirá en un cliente a largo plazo, sino que, además, recomendará el producto o servicio a sus conocidos provocando un incremento rápido de la base de clientes. Esto, si bien es cierto en teoría, en la práctica no es lo frecuente. El desarrollo de una base de clientes, y su mantenimiento, suele llevar un esfuerzo y tiempo mayor al especulado.

Se explica que los mayores ingresos se obtienen de la formación de una red de distribuidores (personas que ingresan al negocio por intermedio de un distribuidor), motivo por el cual -indirectamente- se promociona más esta actividad que la de realizar la venta directa. El problema radica en que las personas que ingresan al negocio tratan de hacer lo mismo y se podría caer en un negocio en el que no existen clientes o consumidores finales, de allí que se pueda pensar que se trata de un negocio piramidal.

Lo dicho en este artículo no implica que haya personas exitosas, con importantísimos ingresos. La cuestión es que, según las estadísticas, la gran mayoría de las personas que desarrollan este tipo de negocios no tendrán el mismo resultado. Consecuentemente, es necesario que quien evalúe este tipo de negocios requiera no solo una explicación teórica de la propuesta, sino que se le permita ver como el distribuidor independiente que le hace la propuesta realiza su actividad, analizando el esfuerzo y tiempo empleado y cotejándolo con los resultados obtenidos. De esta forma, la decisión que tome al respecto será mucho más realista, y reducirá en cierta forma las posbilidades de tomar una decisión equivocada.