Retención de tareas por incumplimiento

Retención de tareas por incumplimimiento laboral

En las relaciones del trabajo es posible que quien cumple con sus obligaciones se abstenga de hacerlo si la otra parte incumple con las suyas.

Aplicación del Código Civil en el Derecho Laboral

Actualmente no se discute la función supletoria del Código Civil, cuyo fundamento normativo se encuentra en la letra del art. 11 de la LCT en cuanto remite a las leyes análogas “cuando una cuestión no pueda resolverse por aplicación de las normas que rigen el contrato de trabajo” (Vázquez, Gabriela A., “El regreso al derecho civil para la protección del trabajador”, Educa, Buenos Aires, 2004, p. 36).

Retención de tareas

Uno de los institutos civiles aplicables al derecho laboral  es la excepción de incumplimiento (exceptio non adimpleti contractus), consagrada en los arts. 510 y 1201 del Código Civil. Hace ya muchos años sostenía Krotoschin que “en caso de incumplimiento, la aplicación de los principios generales sobre interdependencia o conexión de la prestaciones (Cód. Civil, arts. 510, 625, 1201) permite el empleador, o al trabajador en su caso, la retención de la contraprestación” (Krotoschin, Ernesto, “El contrato de trabajo y el derecho común de las obligaciones”, LT XX-B, 955).

La retención de tareas en la doctrina

Actualmente, la doctrina admite en forma casi unánime que, con sustento en el art. 1201 del Cód. Civil, el trabajador puede negar su prestación de servicios en casos de incumplimiento por el empleador de sus obligaciones fundamentales, como, por ejemplo, la falta de pago de salarios (Livellara, Carlos A., “Incidencia del derecho civil en el derecho del trabajo”, DT 2005-1171; de la Fuente, Horacio H., “Orden público laboral -segunda parte-“, DT 2009-127; Vázquez, Gabriela, ob. cit., p. 40).

La retención de tareas en la jurisprudencia

En ese orden de ideas, la jurisprudencia ha resuelto, en supuestos que guardan estricta similitud con el caso de autos, que la exceptio non adimpleti contractus, admitida por extensión analógica a los casos en los que el trabajador que no ha percibido remuneraciones devengadas, suspende la ejecución de la prestación laboral hasta tanto le sean pagadas (CNAT, Sala VIII, 18/2/05, SD 32.355, “Barrios, Alberto Guillermo y otros c/ La Internacional Empresa de Transporte de Pasajeros S.A. y otros s/ despido”). Se estimó, entonces, que si la retención de tareas estaba justificada por la existencia de deuda salarial, esa retención (decidida por los trabajadores y comunicada formalmente a la empleadora) constituyó una medida lícita, por lo que no puede considerarse legítimo el despido fundado en esa abstención (CNAT, Sala I, 30/10/03, “Abarza, Alejandro J. y otros c/ La Internacional S.A.”, LNL 2004-8-506; íd., Sala I, 28/7/05, “Potel, Luis A. c/ La Internacional Empresa de Transporte de Pasajeros S.A. y otros”; íd., Sala I, 15/12/05, S.D. 83.309, “Batista, Natalia y otros c/ La Internacional Empresa de Transporte de Pasajeros SA y otros s/ despido”; íd., Sala II, 21/10/04, “Guillén, Zulma B. y otros c/ La Internacional S.A. y otros”, SJA 22/10/04, RDLSS 2004-24-1912, JA 2004-IV-214; íd., Sala II, 14/11/08, S.D. 96.178, “Alancay, Marcelo Rubén c/ Anatniuq SA y otros s/ despido”; íd., Sala III, 30/3/04, SD 85.715, “Aparicio, Oscar César y otros c/ La Internacional Empresa de Transporte de Pasajeros S.A. y otros s/ despido”; íd., Sala IV, 10/2/06, S.D. 91.165, “Godoy, Ángel Ramón y otros c/ La Internacional Empresa de Transporte de Pasajeros S.A. y otros s/ despido”; íd., Sala VIII, causa “Barrios”, citada”).