Finalización del trabajo por jubilación

Cuando finaliza la relación laboral por jubilacion

De acuerdo a la Ley de Contrato de Trabajo (modificada por ley 24.347) cuando el trabajador reuniere los requisitos necesarios para obtener una de las prestaciones de la ley que rige el Sistema Integrado de Jubilaciones y pensiones24.241-, el empleador podrá intimarlo a que inicie los trámites pertinentes ante la ANSES extendiéndole los certificados de servicios y demás documentación necesaria a esos fines.

Requisitos para jubilarse

Tendrán derecho a la prestación básica universal (PBU) y a los demás beneficios establecidos por esta Ley, los afiliados:

a) Hombres que hubieran cumplido sesenta y cinco (65) años de edad.

b) Mujeres que hubieran cumplido sesenta (60) años de edad.

c) Acrediten treinta (30) años de servicios con aportes computables en uno o más regímenes comprendidos en el sistema de reciprocidad.

La opción de la trabajadora de 60 años

Aún cuando se les reconoce el derecho a jubilarse a los 60 años, las mujeres podrán optar por continuar su actividad laboral hasta los sesenta y cinco (65) años de edad. En tal caso el empleador no está habilitado a intimarla para que promueva los trámites jubilatorios hasta tanto ella no efectúe la opción de jubilarse a los 65 años. Por consiguiente, es recomendable intimarla previamente a efectuar esta opción, para recién luego, en la oportunidad que corresponda,  proceder a intimarla  para que promueva los trámites ante la ANSES.

Compensación de la falta de aportados

Al único fin de acreditar el mínimo de servicios necesarios para el logro de la prestación básica universal se podrá compensar el exceso de edad con la falta de servicios, en la proporción de dos (2) años de edad excedentes por uno (1) de servicios faltantes.

Intimación del empleador

El trabajador podrá ser intimado a iniciar los trámites jubilatorios una vez que reuna las condiciones para obtener dicho beneficio previsional. Una vez que intimó al trabajador el empleador deberá mantener la relación de trabajo hasta que se le otorgue el beneficio previsional, y por un plazo máximo de un año. Es decir que la empleadora deberá mantener al trabajador cumpliendo sus tareas normales por un año si antes  no se le hubiera concedido dicho beneficio.

Extinción sin indemnización

Concedido el beneficio, o vencido dicho plazo, el contrato de trabajo quedará extinguido sin obligación para el empleador del pago de la indemnización por antigüedad que prevean las leyes o estatutos profesionales.Por consiguiente, si cumplido el año, contado desde que el trabajador fue intimado, y este no comenzó los trámites o estos no concluyeron favorablemente, la relación laboral aún así quedará finalizada sin derecho a favor del trabajador a percibir la indemnización por antiguedad.

Preaviso

La intimación a que se refiere el primer párrafo de este artículo implicará la notificación del preaviso establecido por la presente ley o disposiciones similares contenidas en otros estatutos, cuyo plazo se considerará comprendido dentro del término durante el cual el empleador deberá mantener la relación de trabajo. Por consiguiente, al finalizar la relación laboral tampoco tendrá derecho a percibir la indemnización sustitutiva del preaviso.