Indemnización por acusación calumniosa

Noción de Acusación Calumniosa

La acusación calmniosa es la falsa imputación a una persona de haber cometido un delito de acción pública, formulada mediante una denuncia ante la autoridad policial o judicial, teniendo  el denunciante plena conciencia de que esa persona no lo cometió.

Configuración de la acusación calumniosa

Doctrinaria y jurisprudencialmente se han establecido, en esencia, cuatro requisitos para la configuración de la “acusación calumniosa” a que refiere el art. 1090 del Código Civil: 1) imputación de un delito de acción pública; 2) acusación ante autoridad competente, mediante querella criminal o denuncia que origine un proceso penal; 3) falsedad del acto denunciado; 4) conocimiento de tal falsedad por parte del denunciante (conf. Llambías, “Tratado de Derecho Civil”, tº IV-A, ed. Perrot, nº 2390; Bustamante Alsina, “Teoría Gral. de la Responsabilidad Civil”, ed. Abeledo-Perrot, 3ª, nº 850 y stes.; Parellada, Carlos, “Responsabilidad emergente de la denuncia calumniosa o negligente”, JA, 1979-III-688; Vázquez Ferreira, Roberto, en “Código Civil Comentado…” de Bueres-Highton, tº 3A, ed. Hammurabi, pág. 282; entre otros). Recaudos a los que necesariamente debe adicionarse la existencia de un daño en la persona o bienes del denunciado (conf. art. 1067 y cctes. del Código Civil).

Absolución penal del denunciado

La absolución penal del imputado no habilita por sí sola la procedencia de la acción resarcitoria contra el denunciante, pues la ley sólo la admite cuando la denuncia ha sido calumniosa y obedeció a una conducta culpable. No se puede exigir a las víctimas de delitos que formulen la acusación munidos de pruebas incontestables, que no dejen dudas sobre la autoría, pues ello llevaría al extremo de imponerles la carga policial exhaustiva de los delitos para no errar respecto de las manifestación que formula ante la autoridad. Así, no toda denuncia de delitos es apta para generar responsabilidad civil en la eventualidad de que los nombrados fueran ajenos al hecho.

Reparación civil

El código civil establece una reparación específica en casos de acusación calumniosa. En tal caso, además de un indemnización pecuniaria podrá reclamar todo lo que se hubiese gastado en la defensa y todas las ganancias que dejó de percibir por motivo de la falsa acusación.

Acusación culposa

Sin perjuicio de esa vía específica de obtener una reparación civil, queda la aplicación del principio general según el cual todo aquel que por su culpa o negligencia ocasiona un daño a otro, está obligado a la reparación del perjuicio. En consecuencia, aunque la demanda no pueda tener sustento en aquella norma, la reparación podría ser procedente si se prueba, con fundamento en el art. 1109 del Código Civil, que el denunciante ha actuado culposamente. Y ello con sumo cuidado, pues resulta imprescindible preservar el interés social en la investigación y represión de los delitos penales; debe exigirse la existencia de una culpa grosera, sin que se pueda pedir al denunciante una culpa mayor que la que normalmente y según las circunstancias del caso corresponda a una situación semejante (conf. Parellada, Carlos, op. cit., pág. 695; Kemelmajer de Carlucci, Aída, en “Código Civil Comentado…” de Belluscio-Zannoni, tº 5, ed. Astrea, pág. 259 y sus citas; CNCiv. Sala L, marzo 13/2007, expte nº 40.748/2000, autos “Zalazar Evangelina Viviana c/Dominguez Benito Andrés s/Daños y perjuicios”).

Artículos relacionados:

  • No existen artículos relacionados