Enfermedad o accidente inculpable – Licencia paga – Despido

Régimen laboral para situaciones de enfermedades o accidentes no atribuibles al trabajo

El derecho laboral ampara al trabajador que sufre un accidente o enfermedad que no se atribuye al trabajo, y por el cual no pueda prestar servicios, otorgándole el derecho a continuar percibiendo su remuneración por un plazo determinado. A continuación se explican los alcances y limitaciones de ese derecho.

Remuneración a cobrar

El trabajador tendrá derecho a percibir, durante el plazo legal, una retribución igual a la que percibía al momento de la interrupción de los servicios, con más los aumentos que durante el período de interrupción fueren acordados a los de su misma categoría por aplicación de una norma legal, convención colectiva de trabajo o decisión del empleador. .

Si el salario estuviere integrado por remuneraciones variables, se liquidará en cuanto a esta parte según el promedio de lo percibido en el último semestre de prestación de servicios, no pudiendo, en ningún caso, la remuneración del trabajador enfermo o accidentado ser inferior a la que hubiese percibido de no haberse operado el impedimento.

Las prestaciones en especie que el trabajador dejare de percibir como consecuencia del accidente o enfermedad serán valorizadas adecuadamente. Es decir que también deberá pagarse en dinero los beneficios que recibía de esa forma.

Plazo con derecho a percibir la remuneración

Cada accidente o enfermedad no atribuible al trabajo que impida la prestación del servicio no afectará el derecho del trabajador a percibir su remuneración durante:

1) Un período de tres (3) meses, si su antigüedad en el servicio fuere menor de cinco (5) años. Si tuviere carga de familia el derecho a percibir su remuneración será de seis (6) meses. .

2) Un período de seis (6) meses si fuera mayor a cinco (5) años. Si tuviere carga de familia el derecho a percibir su remuneración será de doces (12) meses.

Plazo de conservación del empleo  – Rescisión del contrato

Vencido el plazo con derecho a percibir remuneración, si el trabajador no estuviera en condiciones de volver a su empleo, el empleador deberá conservárselo durante el plazo de un (1) año, contado desde el vencimiento de aquél.

Vencido el plazo de conservación del empleo, la relación de empleo subsistirá hasta tanto alguna de las partes decida y notifique a la otra su voluntad de rescindirla.Es decir que la ruptura no es automática, debe ser comunicada fehacientemente.

La extinción del contrato de trabajo por esta forma, exime a las partes de responsabilidad indemnizatoria.

Enfermedades crónicas

La reaparición -recidiva- de enfermedades crónicas no será considerada enfermedad, a los efectos de computar un nuevo período de interrupción con derecho a percibir remuneración, salvo que la reaparición se manifestara transcurridos los dos (2) años.

“La trabajadora que ha agotado el plazo de licencias por enfermedad pagas en relación a una misma afección (trastorno depresivo crónico), habiendo transcurrido gran parte del lapso de un año de reserva del puesto, la posterior recaída luego de su  reincorporación no le da derecho a iniciar un nuevo año de licencia sin goce de sueldo. Cuando una misma enfermedad produce manifestaciones incapacitantes en distintos momentos dentro de los dos años de su primera exteriorización, se considera que se trata de una sola dolencia que da derecho al cobro de los salarios respectivos. En dicho caso, deben sumarse los distintos períodos de ausencia abonados por el empleador para computar los lapsos pagos; y finalizado el período de dos años se la trata como una nueva enfermedad (art. 208 L.C.T.).” Polutranka, María Alejandra c/ Consolidar AFJP S.A. s/ despido – 31/10/07 – Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo – Sala III.

Artículos relacionados: